1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El Osasuna destinó 900.000 euros a amañar partidos

Pachi Izco

Pachi Izco está en el ojo del huracán (osasunista)

Hay indicios de que se destinaron a amañar, al menos, tres partidos de la temporada pasada

El juez que instruye el denominado «caso Osasuna» ha levantado parcialmente el secreto de las diligencias abiertas el pasado 19 de febrero para averiguar el destino de al menos 2,4 millones de euros extraídos de las cuentas del club.

De lo investigado, el magistrado aprecia indicios de que importantes cantidades de dinero se destinaron a amaños de partidos de la temporada 2013-14, en concreto 250.000 euros a jugadores del Espanyol por empatar con Osasuna y 650.000 euros a jugadores del Betis por dos partidos, 400.000 por ganar al Valladolid y 250.000 por dejarse perder con Osasuna.

El magistrado sigue investigando otros partidos cuyo resultado presuntamente fue también alterado por Osasuna, así como el destino del resto del dinero extraído en metálico de las cuentas del club.

En las diligencias abiertas, el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona ha hallado evidencias de que los directivos del club «generó» facturas falsas con la finalidad de justificar contablemente la salida de importantes cantidades de dinero en metálico.

El juez considera acreditado que el supuesto pago efectuado el 1 de junio de 2013 a los agentes inmobiliarios Cristina Valencia y Alberto Nolla por importe de 900.000 euros no llegó a realizarse nunca y que el recibo que recogía dicho presunto pago es, al igual que ocurre con varios contratos y facturas, falso y fue creado con el mismo fin que estos documentos.

En la causa principal están imputadas 21 personas, entre ellos los dos últimos ex presidentes de Osasuna, el expresidente de la Junta Gestora, el ex gerente, ex directivos, ex empleados y ex futbolistas del club rojillo, así como futbolistas en activo pertenecientes a otros equipos.

El magistrado mantiene el secreto de una parte de las actuaciones a fin de evitar que el conocimiento por las partes de dichas diligencias pueda perjudicar el buen fin del proceso, esto es, el descubrimiento de lo verdaderamente ocurrido en el Club Atlético Osasuna en los últimos años.

El titular del Juzgado de Instrucción 2 ha acordado también abrir una ‘pieza separada B’ para extender la investigación a la presidencia de Pachi Izco al haber descubierto en las investigaciones realizadas hasta la fecha que entre 2003 y 2007 se extrajeron en metálico, mediante la retirada de billetes, un total de 3.090.000 euros de las cuentas del club.

En concreto, según consta en el auto en el que el juez incoa la ‘pieza separada B’, en los años 2003, 2004 y 2005 se sacó dinero en metálico por importe total de 1.380.000 euros; en 2006 un total de 1.260.000 € y en 2007 un total de 450.000. El juez sostiene que no está suficientemente acreditado el destino dado a estas cantidades.

En el auto y con el fin de interrumpir la posible prescripción de los delitos, el juez decide abrir una investigación a las personas que en aquella época tuvieron responsabilidades directivas y de gestión o control contable del patrimonio de Osasuna, esto es, los miembros de su junta directiva, el gerente, el director general o financiero y el contable.

Según expone el juez, de lo ya instruido se desprenden fuertes sospechas de que, al menos parte de dicho dinero, pudo destinarse a actividades ilícitas, no tanto en relación con posibles amaños de partidos -que en aquellos años no estaban tipificados en el Código Penal-, como a «gestión desleal del patrimonio de Osasuna», lo que podría dar lugar  a delitos de apropiación indebida, delitos societarios, delitos de falsedad contable, delitos de blanqueo o delitos contra la Hacienda Pública.

Tags: , , , , ,