1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El baloncesto español va a la huelga

Felipe Reyes

Felipe Reyes, presidente de la ABP, marca el camino a la huelga (Instagram)

Peligra la Copa del Rey que se celebra en Gran Canaria desde el 15 al 18 de este mes

La Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP) ha decidido ir a la huelga a partir del 14 de febrero.

Después de la reunión mantenida ayer con representantes de la ACB en la sede del Consejo Superior de Deportes, que terminó sin acuerdo, el presidente de la ABP, Alfonso Reyes, ha explicado que el paro del baloncesto español se produce porque la ACB no ha aceptado un paquete mínimo de reivindicaciones para sacar el convenio colectivo adelante.

Los jugadores alegan que sus reivindicaciones tienen tres décadas de antigüedad y piden que se les trate con la consideración y con el respeto que merecen. Y sobre el punto por el que se ha roto la negociación, el fondo social, los deportistas aseguran que “no es un regalo de la ACB”, sino una mínima parte del dinero que ellos generan en la liga y que quieren que se revierta en su asociación para proteger y defender mejor sus derechos.

Por tanto, consideran un sinsentido que, a última hora, se haya ofrecido una cantidad de dinero que los jugadores entienden como insuficiente para mantener esas actividades de defensa y representación.

La versión de la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) es totalmente distinta a la de los jugadores. Esther Queraltó, secretaria general de la ACB, asegura que han aceptado todas las mejoras de convenio dirigidas a los jugadores que ha planteado la ABP. En concreto: aumentar la oferta cualificada mínima para inscribir a un jugador en el tanteo (del 75/85% al 100%), impedir que un club que adeude dinero a un jugador le pueda incorporar al tanteo, aumentar un 10% el salario mínimo en todos sus tramos de edad, e incrementar de forma relevante el Fondo de Garantía Salarial en las franjas máximas por jugador, club y liga.

Respecto al Fondo Social, la ACB ha aceptado la propuesta del secretario de Estado, José Ramón Lete, en el sentido de abonar un importe fijo, así como una cantidad variable vinculada a los ingresos netos de televisión. En concreto la propuesta ha sido la siguiente:

Temporada 2018-19: 220.000 euros + 1% de los ingresos netos de televisión; Temporada 2019-20: 105.000 euros + 1% de los ingresos netos de televisión; Temporada 2020-21: 105.000 euros + 1% de los ingresos netos de televisión; Temporada 2021-22: 105.000 euros + 1% de los ingresos netos de televisión

Queraltó, que insiste en que la ACB ha aceptado todas las mejoras del convenio planteadas por la ABP, critica al sindicato, que “ha rechazado todas las propuestas que se le han realizado en relación al Fondo Social”, incluso las realizadas por el secretario de Estado.

Tanto el CSD como la ACB consideran necesario que, adicionalmente a las cantidades indicadas como Fondo Social ofrecido por la ACB, los jugadores contribuyan al sostenimiento del sindicato con un cuota por jugador, tal y como se firmó en el convenio de 2013.

La ACB repite que ha aceptado, para mejorar las condiciones de los jugadores y de cara a la inscripción en el derecho de tanteo, que no existan deudas declaradas con el jugador para poder inscribirle en el derecho de tanteo hasta el último día de la temporada (hasta la fecha se admitían ofertas con deudas inferiores a 15%); e incluso incrementar el 10% el Salario Mínimo en todas sus franja. Así, hasta los 19 años el SMI de un jugador de basket sería de 20.500 euros; entre 20-21 años: 34.200 euros; de 22 a 23 años: 41.000 euros; para los de 24-25 años: 54.700 euros; y para los de 26 años o más: 68.400 euros.

Los clubes aceptan el aumento del Fondo Especial de Garantía Salarial pasando de un máximo de 120.000 a 150.000 por jugador, de 400.000 a 500.000 por club y de 1.400.000 a 1.800.000 en el total de la liga.

Queraltó remarca que “nuestra propuesta al sindicato, que ha sido a su vez sugerida por el secretario de Estado y que hemos aceptado, es la de pagar un fijo de 220.000€ el primer año más el 1% de los ingresos netos de televisión. El primer año sería la temporada siguiente, y las siguientes tres temporadas nuestra propuesta ha sido que sean 105.000€ de fijo más también un 1% de variable que vendría dado de la explotación de los derechos de televisión. Esa es la última propuesta que hemos hecho y que el sindicato no ha aceptado”.

Pero el Fondo Social es la clave de todo. Queraltó ha añadido que “en el resto de extremos, como salarios mínimos, hemos aceptado incrementar al 10%. Se ha aceptado también incrementar el Fondo de Garantía Salarial, que sirve para los casos de insolvencia de los clubes y por lo tanto la ACB atiende y paga, a 1.800.000€. También hemos aceptado que, si hay deudas con los jugadores, el club no tenga derecho de tanteo. Y también hemos aceptado que para que se pueda ejercer el derecho de tanteo el club tenga necesariamente que ofrecer al jugador como mínimo el mismo contrato que el jugador tenía con el club. Todo esto ha sido aceptado; son lo que llamamos las condiciones de los deportistas. Donde hay discrepancia es en el Fondo Social”.

La secretaria general de la ACB apunta que también “hemos desbloqueado el punto de los jugadores extracomunitarios de una manera clarísima. Expresamente hemos dicho que no vamos a vincular las dos cuestiones; hemos abandonado cualquier interés de condicionar el Fondo Social a los cupos de elegibilidad en las plantillas de la competición. Ya no está condicionado para nada. En su momento lo estuvo en buscar vías de solución. Hemos desvinculado el tema de las condiciones y elegibilidad del convenio colectivo. Está completamente por separado”.

Pero aunque pueda parecer, por las explicaciones dadas desde la ACB, que todos los temas han sido revisados y mejorados por el bien de los jugadores, éstos reprochan la “intransigencia” de la Asociación y señalan la falta de atención a la liberalización del mercado que se puso encima de la mesa de negociación.

La ABP exige a la ACB que aclare la extensión de su propuesta de integración de los jugadores en el desarrollo de la competición. E insiste en que, proponer, como hace la ACB, “fomentar la participación de los equipos participantes en las ligas federativas, como equipos de formación”, significa la “práctica eliminación de la LEB ORO -la anterior a la máxima categoría profesional- como categoría profesional”.

La propuesta de ACB “es del todo inaceptable” dicen los jugadores, ya que, “a cambio de la liberalización de los jugadores extracomunitarios y de la desaparición de la LEB ORO como categoría profesional, se ofrece el fondo social”.

Copa Rey 2018

La Copa del Rey está en peligro…

La ABP, que lamenta las consecuencias del paro para los aficionados, remarca que para alcanzar un compromiso “el punto de partida debe ser el vigente Convenio Colectivo”. Únicamemte así, advierten, pueden mantener los derechos adquiridos y mejorar y clarificar el actual pacto.

En este punto, la ACB recuerda que el artículo 35 del convenio firmado en 2013 señala que “con la finalidad de sostener los gastos de negociación y administración del convenio, se acuerda un canon de negociación, a satisfacer por todos los jugadores, comprendidos dentro del ámbito de aplicación del Convenio, de un máximo de 500 euros por jugador y temporada de vigencia del Convenio, y en su caso, durante la prórroga.

Para la primera temporada (2013-14), la ABP renuncia a la percepción del canon. El canon se aplicará a partir de la temporada 2014-15 comunicando a la ACB y a los jugadores en tiempo y forma el montante individual del importe correspondiente a este canon para cada temporada. La ACB lo comunicará de inmediato a los clubs.

El jugador que desee oponerse al pago del canon lo comunicará expresa y fehacientemente a la Comisión Paritaria (…)

(…) La ACB a través de los clubs o SAD colaborará en la gestión de cobro de este canon a cuyo efecto los clubs abonarán la cantidad deducida directamente a la ABP en la cuenta indicada a tal efecto por la misma dentro de los 10 días naturales siguientes a la deducción“.

Esther Queraltó ha mostrado su pesar por la rotura de las negociaciones “ante la imposibilidad de ponernos de acuerdo en el Fondo Social”. Y ante la posibilidad de que no pueda jugarse la Copa del Rey, añade que “una diferencia sobre la cantidad que la ACB ha venido abonando al sindicato no supone un motivo para romper también el desarrollo de una gran competición como es la Copa”.

Por ello pide a los jugadores que separen el conflicto laboral de la competición y no perjudiquen ni a la ciudad -el torneo se celebra en Gran Canaria del 15 al 18 de febrero-, ni a los jugadores, ni a las aficiones ni al público”.

“Nosotros vamos a hacer todo lo posible para que la Copa del Rey se celebre. Esperamos que la ABP entienda que una cosa es discutir o no tener conformidad sobre el Fondo Social y otra muy distinta es que, como consecuencia de esa disconformidad, se provoque un perjuicio de tal magnitud respecto la competición”.

Tags: , , , , ,