- elpueblodigital.es - http://www.elpueblodigital.es -

AI critica la publicidad que se hace del GP de Fórmula 1 de Bakú

Google maps [1]

Azerbaiyán está donde está… (Google maps)

La organización humanitaria documentó en abril los abusos que se producen en la construcción de los estadios de fútbol para el Mundial de Qatar [2]

Amnistía Internacional critica este jueves la publicidad gratuita que se está haciendo del Gran Premio de la Fórmula 1 que se disputa en Bakú, capital de Azerbaiyán.

«La comunidad internacional no debe dejarse engañar por los esfuerzos superficiales por suavizar el historial de derechos humanos de Azerbaiyán, que sigue siendo nefasto», asegura AI en un informe publicado en vísperas de la inauguración, esta semana, del Grand Prix de Europa de Fórmula 1 en Bakú.

«La llegada a Bakú de la competición automovilística más importante del mundo no debe apartar la atención de los ataques del gobierno contra la sociedad civil», ha manifestado Denis Krivosheev, director adjunto de Amnistía Internacional para Europa y Asia Central.

Según Krivosheev, desde principios de 2016, ante la caída de los ingresos por petróleo y la creciente presión internacional, las autoridades azerbaiyanas han puesto en libertad a varias decenas de presos. Entre los liberados hay 12 presos  de conciencia, incluida la galardonada periodista de investigación Khadija Ismayilova.

Sin embargo, estos indultos, recuerdan desde AI, no han puesto fin a las detenciones por cargos falsos de personas críticas con el gobierno. De hecho, Amnistía Internacional ha documentado a día de hoy 14 presos de conciencia en Azerbaiyán, aunque es muy probable que haya más. La nueva investigación publicada hoy revela una oleada de nuevas detenciones por cargos falsos de personas críticas con el gobierno y de familiares de quienes, desde el extranjero, siguen denunciando la situación.

La organización teme, ademas, que algunos de los presos liberados recientemente, entre los que se encuentran líderes civiles y miembros del personal de ONG, puedan ser detenidos de nuevo. Por el momento, denuncian, les han impedido reanudar su trabajo.

Desde AI destacan el caso de Intigam Aliyev, que dirigía una ONG de defensa de las víctimas de persecución, a las que representaba ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos hasta que fue detenido en agosto de 2014. Condenado a siete años y medio de prisión por cargos falsos de evasión fiscal, actividad empresarial ilícita y abuso de poder, fue puesto en libertad el 28 de marzo de 2016, pero, al no haber sido absuelto de los cargos, no puede ejercer la abogacía ni puede viajar al extranjero sin un permiso especial. Sus cuentas bancarias se han congelado, y su ONG permanece cerrada.

«Azerbaiyán se ha presentado asiduamente como candidato a eventos internacionales como pantalla de humo para ocultar su represión, alimentada por el petróleo. ¿Y qué puede encajar mejor en esos planes que la Fórmula 1? No se debe permitir que el rugido y el humo de la competición ahoguen los gritos sofocados de los atormentados defensores y defensoras de los derechos humanos», clama Denis Krivosheev.