1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La segunda mejor colección de Goya del mundo es más grande aún

Autorretrato Goya

Autorretrato de Goya realizado en óleo sobre tabla y donado por su hijo, Javier Goya, el 11 de julio de 1829 (Imagen: RABASF)

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando amplía el espacio dedicado a la obra de Francisco de Goya y Lucientes

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando ha aumentado y reorganizado su colección sobre Francisco de Goya y Lucientes, la segunda en importancia cualitativa del maestro aragonés en el mundo.

Gracias a la donación realizada por la Fundación Callia, que se convierte en el mayor donante privado de la Academia, el céntrico museo madrileño potencia aún más si cabe su muestra sobre el pintor nacido en Fuendetodos (Zaragoza) en 1746.

Con el objetivo de destacar las piezas del gran pintor, la Real Academia con sede en la calle Alcalá de Madrid ha duplicado el espacio donde se exponen las obras del que es considerado el precursor del impresionismo.

En una primera sala del museo se muestra al artista en el Madrid contemporáneo, a través de la Vista de la calle de Alcalá de Antonio Joli. El contenido de esta sala se articula en torno a los encargos recibidos por Goya, como los retratos oficiales de Manuel Godoy, Fernando VII a caballo y La Tirana.

Las pinturas del maestro están acompañadas por una serie de bustos escultóricos de personajes retratados por el aragonés: los actores Rita Luna e Isidoro Máiquez, el escultor Esteban de Ágreda, el político Manuel Godoy y el monarca Carlos IV, entre otros.

Una de las pinturas fundamentales incluida en esta nueva exposición es Autorretrato ante el caballete, único autorretrato del artista que permite ver al pintor trabajando en su estudio.

En la sala segunda se presenta un Goya más maduro y más libre como artista. En ella se exponen su Autorretrato de busto, así como las excepcionales tablas o ‘cuadros de gabinete’: Casa de locos, Corrida de toros, Escena de Inquisición, Procesión de disciplinantes y El entierro de la sardina, que dan testimonio de la madurez y consolidación de la personalidad propia del artista.

Además, este espacio reúne los retratos íntimos de sus amigos: el dramaturgo Leandro Fernández de Moratín, el arquitecto Juan de Villanueva y el erudito José Luis Munárriz.

Las excepcionales obras de Goya tienen su contextualización biográfica en el retrato del maestro realizado por Vicente López, del que la Academia conserva una magnífica copia de mano de Rosario Weiss, así como la imagen del Mausoleo de Goya en Burdeos, pintado por Antonio de Brugada.

Tags: , , , ,