1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (4 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

‘Hair’, la vuelta a los orígenes del musical con un espectáculo enérgico y coral

No son muchos los que saben que canciones tan presentes en la memoria de las últimas generaciones y versionadas hasta la saciedad como Aquarius, Good Morning Starshine o Let the sunshine in pertenecen a un musical, pero lo cierto es que estos éxitos forman parte de Hair, el musical que se estrena mañana en el Teatro Arteria Coliseum de Madrid y cuyo reparto encabezan Lucía Jiménez, Joan Vázquez y Tony Bernetti.

De la mano de Joan Lluís Goas, responsable de musicales de éxito como Grease, el musical de tu vida o Monty Phyton’s Spamalot, y tras alzarse con el Premio Tony al mejor revival en 2009 y cosechar éxito de crítica y público en su vuelta a los escenarios de Nueva York y Londres, Hair nos propone la historia de un grupo de hippies que, en el Nueva York de mediados de los 60, se enfrentan a una realidad tan nefasta como la de la Guerra de Vietnam.

Así, la lucha contra el sistema, la intolerancia y la deshumanización de la sociedad se convierte en el protagonista del musical más coral de la Gran Vía madrileña, plagado de un concepto profundo del amor y la amistad y abordajes sin censura a temas universales como las drogas, la libertad sexual y religiosa o la búsqueda de la paz y la concordia en el mundo.

Más de 250 artistas se presentaron el pasado mes de julio en los castings de Madrid, dando lugar a una compañía de 29 cantantes, actores y bailarines de diversas etnias que salen al escenario acompañados por los 8 músicos de la banda de rock. Lucía Jiménez, popular por sus papeles en series televisivas como Al salir de clase, La señora o 14 de Abril, La República, interpreta el papel de Sheila, y el protagonismo masculino recae en dos cantantes curtidos en musicales, Joan Vázquez y Tony Bernetti, en los papeles de Claude y Berger.

Según aseguró en su presentación Goas, productor ejecutivo y artístico del espectáculo, Hair tiene la capacidad de «seguir revolucionando los escenarios de todo el mundo en los que se presenta», pues posee un «componente social importante» y representa «una filosofía y una forma de entender la vida». Su presupuesto, calificado por él como «una locura en los tiempos que corren», es de 2.400.000 euros, una cifra nada despreciable.

Daniel Anglès, director del musical y que cuenta con el aval de haber capitaneado el paso de Hair por Barcelona y Valencia, lo califica como «una celebración» o «un evento», y destaca que «trasciende lo que es un espectáculo de teatro musical», con una «opción por el optimismo y la vitalidad» que supone en su opinión «la única forma de salir de las crisis» y que pone de manifiesto la atemporalidad de Hair, pues «es poco habitual que los musicales sean tan contemporáneos».

Tanto Goas como Anglès o Esther Luengo, coreógrafa del espectáculo y que se enorgullece de «haber sacado el mayor partido de la personalidad de cada uno de los artistas», destacaron la coralidad de Hair, y es que es en su tribu de hippies donde indiscutiblemente reside su mayor atractivo. Así, es un musical en el que el brillo es colectivo, donde la energía fluye a través de muchos coros y coreografías grupales ejecutadas por gente que, en opinión de Anglès, «quiere comerse el mundo y vivir la vida con intensidad».

A su protagonista, Lucía Jiménez, podría decirse que se la comen los secundarios, y es que lo que la actriz consideró una «gran experiencia de comunidad» en la que «se canta constantemente» puede jugar en contra del protagonismo de algunos personajes. Así, personajes en principio secundarios como los que interpretan Eva Cortés o María Vilumbrales, ambas impecables, se posicionan por delante de una Sheila más bien sosa o un Berger histriónico en exceso, casi un derroche de ego por parte del actor.

Sin embargo, resulta positivo que el sentimiento grupal se posicione por encima de las vicisitudes de cada uno de los personajes, dando una constante sensación de libertad escénica y «buen rollo» que lleva a disfrutar con Hair de la experiencia de lo que es verdaderamente el teatro musical. Y es que, en palabras del propio director del espectáculo, «lo bueno siempre es volver al origen».

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,