1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El sector editorial se recupera tras cinco años consecutivos de caída

Venta libros España

Pinche sobre la imagen para ver bien todos los datos

El sector del libro facturó en 2014 un total de 2.195,80 millones de euros, un 0,6% más que en el ejercicio 2013. A precios constantes, es decir, sin el efecto de la inflación, la subida sería del 1,7%.

Se editaron 78.508 títulos, con una tirada media de 2.886 ejemplares por título. La oferta editorial española cuenta con un catálogo de 553.884 títulos

El libro digital facturó 110 millones de euros, un 37,1% más, y representa un 5% del total de la facturación del sector

El sector editorial español comenzó a recuperarse en 2014 tras cinco años consecutivos de descenso de las ventas. Las editoriales de nuestro país facturaron, en el mercado interior, un total de 2.195,80 millones de euros, lo que representa un incremento del 0,6% con respecto a 2013. A precios constantes, es decir, sin el efecto de la inflación, la subida sería del 1,7%.

A la mejora de las cifras han contribuido los libros de temática infantil y juvenil, científico-técnico y universitarios y, especialmente, los libros de texto no universitario cuyas ventas se han incrementado un 3,1%, fundamentalmente por el efecto de la renovación de los libros de texto de educación primaria para adecuarlos a la LOMCE.

No obstante, las cifras de facturación de estos últimos son inferiores a las registradas hace dos años como consecuencia del descenso, cuando no eliminación, de las ayudas a las familias y el boicot encubierto de varias comunidades autónomas a la aplicación de la nueva Ley.

El avance del Informe de Comercio Interior del Libro elaborado por la FGEE, refleja que en el año 2014, se vendieron 153,62 millones de ejemplares, un 0,1% menos que en 2013, y se editaron 78.508 títulos nuevos, un 2,7% más. La tirada media fue de 2.886 ejemplares por título, lo que supone un descenso de 337 ejemplares por título respecto a 2013. La oferta editorial española cuenta con un catálogo de 553.884 títulos vivos (en comercialización), esta cifra se ha incrementado un 5,7% con respecto al año 2013. El precio medio del ejemplar fue de 14,29 euros, (0,11 euros más que en el ejercicio anterior).

Si se analiza la facturación del sector por materias, además de los libros de texto, que facturaron 748,64 millones de euros (un 3,1% más), otras temáticas también registraron incrementos en las ventas.

Es el caso de los libros infantiles y juveniles, cuyas ventas alcanzaron los 275,19 millones de euros (un 3,0% más); los de temática de Ciencias Sociales y Humanidades, que alcanzaron los 236,63 millones de euros (2,7% más); y los libros de temática científico-técnica y universitaria, cuya facturación se incrementó un 16,8% hasta alcanzar los 81,80 millones de euros. Los libros prácticos (3,2%) y los cómics (9,8%) también registraron subidas ventas de 146,35 y 58,80 millones de euros de facturación respectivamente.

Los libros de literatura, sin embargo, sufrieron un descenso de las ventas del 4,6%, hasta los 447,10 millones de euros. Este mismo comportamiento lo registraron los libros de Divulgación General (8,8%), 136,01 millones de euros. y los Diccionarios y Enciclopedias (-10,6%), 40,79 millones de euros.

La facturación del libro digital se incrementó en España un 37,3% hasta alcanzar los 110 millones de euros, un 37,1% más que en 2013 (80,26 millones de euros). La cifra de facturación digital representa un 5% de las ventas totales del sector. El número títulos editados en formato digital se incrementó un 3,5% hasta los 39.982. El catálogo de libros comercializados siguió ampliándose hasta los 167.901 títulos, un 37,3%, como consecuencia de la digitalización de los libros de fondo de catálogo (253.107 títulos, un 37,6% más, si bien no todos se comercializan).

Según el presidente de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), Daniel Fernández, «el final de la caída de ventas e ingresos también parece haber llegado al sector del libro».

Sin embargo, según Fernández, es necesario aplicar políticas públicas que promuevan la lectura y la protección de la creación». En este sentido, el presidente de la FGEE presentó en abril al Ministerio ed Educación su propuesta de Plan de Fomento del Libro y de la Lectura como base para el establecimiento de una política que apueste «por la lectura y el libro como base del desarrollo cultural».

El plan incluye medidas como el desarrollo de las redes bibliotecarias públicas locales, escolares y universitarias, la dotación de fondos o el cumplimiento de las leyes de educación en lo referido a la programación de la lectura en las aulas; el reconocimiento de la propiedad intelectual de autores y editores y que favorezca la lucha contra del robo de la propiedad intelectual; medidas fiscales como la equiparación del IVA del libro digital al del libro en papel o el establecimiento de deducciones en el IRPF por la adquisición de libros de texto o el apoyo a las librerías.

En opinión del presidente de la FGEE, «en las últimas décadas se ha realizado un esfuerzo por reducir la distancia que nos separaba con respecto a la media europea en cuanto a los hábitos de lectura de nuestra población, pero hemos de evitar el riesgo real de dar pasos atrás cosa que ocurriría si no realizamos políticas activas de apoyo a la lectura, las bibliotecas y el libro».

Tags: , , , , , , ,