1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El sector de la música española necesita un plan de contingencia

ACCES Aforos conciertos

Este mapa refleja claramente lo que ocurre en el sector musical español

Pasa por una situación crítica y necesita reabrir

Reprochan al Gobierno el agravio comparativo que sufren con el fútbol, el baloncesto o la hostelería

Las restricciones de aforos y protocolos sanitarios que debe cumplir en España la música en vivo impiden la recuperación del sector. Los empresarios advierten de que en las condiciones actuales no pueden desarrollar su actividad bajo unos mínimos de viabilidad económica.

Al igual que ya se ha hecho con otros sectores, resulta urgente actualizar la normativa aplicable a la música en vivo en consonancia a las altas tasas de vacunación y a la ejemplaridad y seguridad demostrada en los conciertos que se han podido celebrar hasta ahora.

Hace unos días La Noche en Vivo y la Asociación Estatal de salas de música en directo (ACCES) denunciaron esta situación. También la Federación de la Música de España (Es_Música) envió la semana pasada una carta al Gobierno de Pedro Sánchez describiendo la crítica situación a la que se enfrenta el sector.

Ahora, la Asociación de Promotores Musicales (APM) y Es_Música muestran su preocupación públicamente ante las restricciones que aún son obligatorias para la música en vivo y la ausencia de medidas que les ayuden a sostener y/o recuperar sus negocios.

Argumentan que con las normas dictadas por las comunidades autónomas en la práctica no se pueden organizar espectáculos, festivales, abrir salas de conciertos y celebrar festejos populares con unos mínimos niveles de rentabilidad.

Se da la circunstancia de que la música en directo es uno de los sectores más afectados por las medidas derivadas de la pandemia. Durante meses esta industria ha soportado una paralización total de su actividad y cuando se ha permitido cierta reactivación los ingresos apenas han servido para cubrir costes.

A todo esto, denuncian una falsa apariencia de normalidad cuando la realidad es otra muy distinta y los daños que se están ocasionando a un sector clave de la cultura y economía española pueden resultar irreversibles.

Recuerdan que la última revisión sobre aforos y medidas sanitarias aplicables a espectáculos públicos fue la acordada por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de 10 de junio de 2021 -‘hace tres meses’-, cuando la situación epidemiológica y la tasa de vacunación era muy diferente a la actual: a 21 de septiembre roza el 80% de la población con al menos una dosis y más del 76% tiene la pauta completa.

Reprochan los empresarios del sector que hay muchos países con menores tasas de vacunación que ya han ampliado de manera significativa los aforos. Y no sólo eso, sino que el fútbol y el baloncesto profesional, la hostelería, el turismo o el transporte ya trabajan en España con niveles de aforos que garantizan su viabilidad económica.

Para hacerse una idea de lo que está pasando el sector de la música en vivo en España basta apuntar que la hostelería, un sector que se ha visto muy beneficiado por el levantamiento de las restricciones en verano, facturó en julio un 43% más que el año anterior pero un 24% menos que en 2019…

Ante esta hiriente diferencia de trato, el sector musical pide la ampliación de los aforos y ayudas económicas directas de carácter extraordinario hasta que recuperen la normalidad y puedan garantizar la viabilidad de empresas y autónomos en riesgo de cierre porque han quedado excluidos de las ayudas de la Línea COVID o para los que el importe asignado es insuficiente.

A toda esta falta de sensibilidad mostrado por las autoridades, el pasado miércoles los organizadores del Primavera Sound descubrieron otro aspecto que afecta a la industria musical nacional a raíz del ‘brexit’. Tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea los artistas de procedencia británica tienen que pasar por un proceso legal con un coste de alrededor de 400 libras por persona para la obtención de las visas necesarias para girar.

El hecho es que a pesar de que hasta 19 países de la UE, por ahora, ya han llegado a acuerdos con el Reino Unido para implementar visas de trabajo gratuitas durante 90 días, para que los artistas y su crew puedan circular libremente durante ese período, España todavía no ha hecho nada al respecto. Por este motivo, Squid y Black Country, New Road anunciaron el miércoles la cancelación sin visos de reprogramarse de sus respectivas giras en España, que les tenían que llevar a Barcelona (28 de octubre), Madrid (29 de octubre) y Vigo (30 de octubre) en el caso de los primeros; y a San Sebastián (29 de octubre), Madrid (30 de octubre) y Barcelona (2 y 3 de noviembre), a los segundos…

Tags: , , , , , , ,