1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El ministro de Cultura abandona a la música en directo

Ticketmaster

Miles de entradas a cientos de conciertos están en el aire

Al no declarar el estado de fuerza mayor

Se estima que, en general, entre marzo y mayo se han suspendido unas 30.000 funciones y que las pérdidas pueden ser superiores a los 130.000 millones de euros

La Asociación de Promotores Musicales (APM) denuncia hoy que el Gobierno de España ha abandonado al sector de la música en vivo al no anunciar la aplicación del estado de fuerza mayor como han hecho otros países europeos ante la crisis del coronavirus.

Las medidas aprobadas ayer -que hoy se publican en el Boletín Oficial del Estado y que puede leer aquí– tras meses de negociación se consideran ‘una tomadura de pelo’ que pone en la cuerda floja a promotores y artistas al no permitirles aplazar o cancelar ‘legalmente’ los eventos programados.

Los profesionales acusan al ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, de dejarlos desamparados al aconsejarles ‘posponer los eventos’ sin tener en cuenta la realidad del sector. Esto es lo mismo que empujarles ‘al abismo’.

APM también critica que las medidas del gobierno excluyan al sector de la música en aspectos como el tratamiento del Impuesto de Sociedades o del IVA, la concesión de subvenciones directas para las salas de conciertos y otras medidas específicas para afrontar la reducción de ingresos por los derechos de propiedad intelectual de ejercicios venideros.

La Asociación reclama que la medida anunciada en materia de desempleo para los artistas –aquellos que no estén  protegidos por ERTE cobrarán una prestación especial por desempleo– se extienda a todas la personas que trabajan en la cadena de valor de la industria.

También pide crear un fondo de compensación económica con una renta básica temporal a los autores, productores, músicos y profesionales por cuenta propia de la industria musical ante la paralización de su actividad; igualmente para los autores, productores, músicos trabajadores por cuenta ajena y profesionales cuya actividad se realiza mayoritariamente por contratos de obra y servicios que no se van a llevar a cabo.

Pero el Real Decreto-ley 17/2020, de 5 de mayo, que incluye ‘las medidas en apoyo del sector Cultural’, no solo deja desprotegidos a los promotores y artistas sino también a los consumidores, pues no permite ‘una gestión ordenada y legal de la cancelación o la gestión de la devolución de las entradas de los eventos programados y que o ya han sido cancelados o lo serán pronto».

El ministro Uribes ha afirmado que su gabinete está trabajando junto al Ministerio de Consumo ‘para encontrar una solución equilibrada al tema de la devolución de entradas’. Pero no ha anunciado ninguna medida al respecto.

En estas circunstancias y sin declarar la fuerza mayor los promotores declaran que el público queda desprotegido porque si los eventos musicales multitudinarios no poder cancelarse ‘legalmente’ seguirán programados y serán millones de consumidores los que quedan expuestos a perder sus reservas de hoteles y viajes ‘cuando llegue el momento’.

Citan como ejemplos de buen hacer en esta cuestión a países como Portugal, Bélgica, Alemania e Italia, entre otros, en los que las entradas de un concierto aplazado sirvan para la nueva fecha si esta se produce antes del 31 de diciembre de 2021.

Tags: , , , , , ,