1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Bruselas advierte: «Si Cataluña sale de España, también sale de Europa»

Joaquín Almunia

Joaquín Almunia avisa al Gobierno catalán (applegap)

En la Generalitat dicen que esa es una «lectura jurídica estricta»

El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competencia, Joaquín Almunia, dijo ayer en Barcelona que, en el caso de que Cataluña llegara a independizarse de España, «no sería miembro de la UE». Tanto en un desayuno en el Centro Internacional de Documentación de Barcelona (Cidob), como en una conferencia posterior organizada por Agbar, Almunia insistió en que «la parte segregada no es parte de la Unión«, además de apuntar que «la UE mira con preocupación lo que ocurre en Cataluña por lo que pedimos que se busquen vías para que la situación se encauce». En este sentido, el comisario apeló a los gobiernos español y catalán a sentarse para encontrar una solución «en una mesa cara a cara con la cabeza fría y no por carta».

En el mismo sentido se pronunció en Bruselas la portavoz de la Comisión, Pia Ahrenkilde, quien, tras señalar que lo dicho por Almunia está «perfectamente en línea con nuestra posición general al respecto», reiteró que si un territorio de un Estado comunitario declara su independencia, automáticamente deja de pertenecer a la UE y se convierte «en un país tercero respecto a la UE y a los tratados».

A pesar de las clarísimas advertencias que llegan desde los órganos de dirección de la Unión Europea, en la Generalitat no parecen comprenderlas. Conocidas las afirmaciones de Almunia, el presidente de la Generalitat, Artur Mas dijo que «nuestra casa es Europa y nos sentimos bien. Cuando España entró en la UE y el mercado común, en 1986, los catalanes tuvimos la sensación de que volvíamos a casa. Haremos lo necesario para que se entienda que a la gente que se siente bien en casa hay que acogerla bien y mantenerla aunque tenga su propia aspiración a su libertad».

Y el consejero de Economía, Andreu Mas-Collel, que acudió al acto de Almunia, dijo que las palabras del comisario son una «lectura jurídica» estricta, tras lo que recordó que hay casos donde se está negociando sobre un futuro político, como el escocés. Paralelamente, el portavoz del Ejecutivo catalán, Frances Homs, dijo que en ese tipo de procesos no existe «un manual de instrucciones» de cómo crear un Estado propio.

Quien sí parece escuchar con atención lo que se dice en la Comisión Europea es el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, quien, a través de su cuenta de Twitter que «guste o no, la posición oficial de la UE es la reflejada por los representantes del colegio de comisarios y los tratados dicen lo que dicen».

En cuanto a los partidos políticos mayoritarios en España, PP y PSOE, las posiciones son completamente distintas. Por una parte, el vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano, ha hecho un llamamiento a Artur Mas para que solucione los verdaderos problemas de los catalanes, al tiempo que reiteró la oferta de diálogo de los populares dentro de la Constitución; por otra, en el PSOE, la vicesecretaria general, Elena Valenciano, entiende que si un día se reforma la Constitución para dar a Cataluña un «encaje» distinto al actual en España, en ese debate cabría hablar de «todo», incluido el «derecho a decidir» por parte de las comunidades. Valenciano espera que prospere la iniciativa socialista que busca abrir negociaciones en buscar de un nuevo encaje político a Cataluña que encamine a España hacia el Estado federal.

Precisamente, el Gobierno catalán, a través del consejero de Presidencia, Francesc Homs, y el expresidente del Parlamento catalán, Joan RIgol, presentaron ayer un manifiesto con la intención de aumentar los apoyos con los que nació el llamado Pacto Nacional por el Derecho a Decidir. En el texto se defiende un diálogo entre la Generalitat y el Estado para poder ejercer el «derecho a decidir sobre la institucionalización política de Cataluña, que es una nación, y como toda nación tiene derecho a decidir su futuro político», al tiempo que vincula la autodeterminación con «la mejora de la condición de vida individual y colectiva de las personas que viven y trabajan en Cataluña.

En clave judicial, el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, dijo ayer, durante el acto de apertura del año judicial, que «Monarquía y Estado, Nación y Constitución» son el fundamento» indisoluble» de la Nación española, «patria común e indivisible de todos los españoles«.

Tags: , , , ,